¿Por qué «Gons en Madrid»?

Buenas tardes, antes de seguir con más entradas creo que puede hacer falta una explicación.

Pues bien, si alguien seguía mi anterior blog sabrá que acabé mi carrera en diciembre de 2007 (por fin), y dejé todo en suspense, tuve una oferta de trabajo en un tema interesante que quedaron en llamarme primero a principios de enero y posteriormente a mediados de mes… y luego seguiré con esto.

También estuve unos meses pendiente de si me concedían una beca interesantísima en EADS-CASA, con MBA incluído, pero, como era de esperar habría mucha más gente mejor preparada que yo :-(. Pues bien, mientras pasaba el tiempo, a mediados de febrero me puse a trabajar de grati en la empresa donde trabaja mi padre; así al menos pasaba el tiempo ocupado y adquiriendo algo de experiencia, aprendí algo de automatismos y telecontrol, tuve ocasión de pelearme con proveedores (poquito) e hice una magnífica aplicación para el control de una cámara domo que seguramente nunca sabremos si funciona o no, aunque sospecho que sí…

Hice alguna entrevista en Sevilla, con éxito cero, y a finales de marzo me llamaron para hacer una entrevista en Madrid.

Pues bien, me vine, hice la entrevista, me presentaron la empresa, Espelsa, la división, STC, Sistemas de Telecomunicación y Control, y el grupo, FCC, me hablaron un poco del proyecto en el que me colocarían, el TRES, subsistema del SASS-C de Eurocontrol, quedaron contentos conmigo y quedaron en llamarme por la tarde con una oferta económica, pues bien, me cogí el tren de vuelta a Sevilla, llegué, me hicieron la oferta, quedé en contestar y me lo empecé a pensar, sopesé un poco todo y pensé que por dos millones de euros al año (netos) igual merecía la pena probar, y aquí estoy. Y bueno, la verdad es que muy contento, con todo, me gusta el trabajo, el salario al final no son 2 millones, pero bueno, me da para vivir con dignidad; con la gente del curro muy bien; tuve muy buena acogida inicial en casa de los exiliados sevillanos, he encontrado un piso genial, bueno, lo encontró Jorge, con quien comparto piso a la espera de un tercer inquilino; bueno y más cosas, que hacen que considere que he tenido una inmensa suerte.

En fin, creo que como presentación ya va bien, así que lo voy a ir dejando, se me cuiden mucho, por favor.