[Paseíto por Chile (y Argentina)] Día 10. De El Calafate a Puerto Natales

Aprovechamos un alto en el camino hacia Puerto Natales para hacer un poco el tonto con una señal de peligro por vientos patagónicos.
Afortunadamente no soplaba en esos momentos más que una leve brisa; y es que los vientos pueden ser tan fuertes como para volcar un autobús. Nuevamente tuvimos suerte y apenas nos molestó, pero sí se podía apreciar en árboles cerca de la carretera su poderoso efecto, creciendo éstos prácticamente en horizontal.

Día 10. Vientos patagónicos

Para ir a Puerto Natales desde El Calafate por carreteras asfaltadas tuvimos que dar un pequeño rodeo por La Esperanza, para entrar a Chile por el Paso de Cerro Dorotea. De manera que hicimos más kilómetros pero, en teoría, en menos tiempo y más cómodos. Creo recordar que fueron unos 350 kilómetros, pero ya os podréis imaginar que con estas vistas, no pesan.
En esta foto ya se pueden distinguir las Torres del Paine.

Día 10. The road

Atravesamos la frontera entre Argentina y Chile por el paso Dorotea con algo de preocupación por si por error habíamos dejado algún alimento que no se pudiera introducir en Chile (son muy estrictos), y, sobre todo, porque fueran capaces de encontrar la fuente de un tufillo a marihuana que de vez en cuando invadía el habitáculo; nosotros desde luego no conseguimos encontrar nada y dudamos si pudiera ser un olor parecido que entrara a veces del exterior.
Lo cierto es que por tener la cara que tenemos, por ser turistas o por lo que sea, los trámites en la aduana que veíamos que se eternizaban para los locales, para nosotros fueron rapidísimos y se limitaron a una leve inspección del coche. sin que a los perros les llamara nada la atención, supongo que realmente no habría nada escondido en el coche.
Ya en Puerto Natales nos dedicamos a pasear, abastecernos para los próximos días, preparar el equipaje para los dos días siguientes en Torres del Paine y hacer alguna foto chula, como ésta 😉

Día 10. Puerto Natales

Aquí tenéis el mapa del recorrido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *