4/4 Tana, París, Madrid


A las 00:40 empezaba el embarque del vuelo, con la sorpresa de otro control de seguridad antes de subir al avión.
Ya en el avión los TCP se volvieron un poco locos contando a la gente, pero salimos más o menos en tiempo, hay muchos huecos, lo que imagino que agilizó el embarque. Tras una regulera “merienda” he conseguido dormir un poco, y ver una película, mientras Sara duerme a pierna suelta, qué envidia.
Y ya está, hasta que tocaba aterrizar no conseguí dormirme otra vez, así que me duró poco.
En CDG hicimos el recorrido turístico en el avión hasta que estacionó en el quinto pino, y luego en el autobús deshicimos el camino hasta la terminal, control de pasaportes y a buscar la puerta de embarque, corriendo salimos de la terminal (paso inexplicable para mi), buscamos la otra terminal, entramos, control de seguridad, busca la puerta, y llegamos casi cuando estaban cerrando el vuelo.
Éste fue bien, llegamos a Madrid en un par de horas, y allí nos esperaban mis suegros, ya con papeles, de hecho nos traían también el libro de familia :). Y nada, así acabó el periplo. Espero les haya gustado.

La foto es de los Alpes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *