21/3 Morondava

20140321-220951.jpg

Hoy hemos amanecido sobresaltados, y es que ayer me equivoqué y no puse bien el despertador, nos teníamos que haber levantado a las 6:30 y he abierto el ojo a eso de las 7:10, y gracias, cerca de nueve horas hemos dormido. Bueno, tras levantarnos, ducharnos y desayunar a todo trapo hemos ido al encuentro de Ravaka, que nos iba a acompañar en la excursión en piragua por los manglares.
Allá que hemos ido con dos paisanos, recorriendo un buen pedazo de manglar intentando avistar algún bicho interesante. Luego hemos desembarcado en una isla donde está el poblado pesquero de Betania, por la que hemos paseado, viendo como construían y reparaban embarcaciones y redes. Pero lo mejor ha sido ir a la playa cuando iban llegando los pescadores después de su jornada en la mar, ver cómo clasificaban el pescado, recogían y reparaban redes, y toda su actividad cotidiana. Una gente muy agradable, muchos de ellos queriendo ser fotografiados y yo queriendo fotografiarles, un placer.
Después de volver a Nosy Kely (la parte de Morondava donde nos alojamos), hemos comido temprano en el hotel para estar a las 14:30 preparados para que nos recogiera un 4×4 que nos llevaría a visitar la zona de los Baobabs. Allá que hemos ido, y vaya maravilla. Hay una zona, la Avenida de los Baobabs, donde hay muchos y muy bonitos, alternando con humedales llenos de nenúfares y niños jugando por todos lados. En primer lugar atravesamos la avenida y fuimos buscando otro baobab muy famoso que llaman “los enamorados” porque consta de dos ramas que nacen muy abajo y crecen retorciéndose en espiral. Allí hemos conocido a dos japoneses muy agradables y ya nos enviará la foto que nos ha tomado con su pedazo de móvil.
Luego volvimos a la avenida a recorrerla a pie para buscar un sitio adecuado donde ver la puesta de sol. Aunque antes hubimos de regatear con algunas chicas del poblado para llevarnos sólo una figurita de madera, ya que querían que nos las llevásemos todas.
Il tramonto ha sido espectacular, como podéis ver en la foto.
Ya puesto el sol hemos vuelto a Morondava, sacado dinero en un cajero (ya que aunque el hotel diga que aceptan tarjetas, es mentira), y hemos venido a cenar donde comimos ayer, ya que nos parece mejor que el restaurante del hotel.
Y nada, mañana no habrá noticias, volvemos a Miandrivazo, y allí no hay Wifi, no sé cuando volveremos a enganchar para mandar la próxima crónica. Mientras tanto cuídense. Buenas noches.

El fotón de hoy lo ha hecho Sara con mi teléfono. 🙂

2 pensamientos en “21/3 Morondava

  1. Preciosa foto gons!

    Según veo la diferencia horaria son dos horas más que en espana. No habéis tenido jetlag no? y el cambio brusco de estación se nota? allí está entrando el otono si no no me equivoco…

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *