Experiencias sanitarias

Buenos días.

La historia de hoy es la de un Gonzalo que va hace unos meses al médico a quejarse de unas molestias. La médico de cabecera me pide una ecografía, ésta no muestra nada, me piden una segunda ecografía para un mes después, ésta, quizás más exhaustiva que la la anterior, sí muestra algo, así que me deriva al especialista.

Éste, además de tranquilizarme, pide una prueba complementaria, para decidir con más criterio. Una vez realizada la prueba, me recomienda que para mejorar mi calidad de vida me someta a una pequeña intervención. Di mi visto bueno, y se lanzó el procedimiento preoperatorio, esto fue el 12 de agosto, y conforme salía de la consulta, al rato ya me estaban haciendo un electro, y a la mañana siguiente una analítica, y me dieron cita con la anestesista para el día 29 de agosto.

La misma mañana del día 29 me llaman para ver si quisiera operarme el día 2 de septiembre, había quedado un hueco, lástima que me pilló de vacaciones, con lo cual, me anotaron disponibilidad para a partir del día 9. Lo gracioso es que me mandan un telegrama urgente para confirmar este punto, lo que hace que pierda unas horas en ir a buscarlo.

Este martes me llaman de nuevo para preguntarme si me quiero operar al día siguiente, digo que en principio sí, y quedan en llamarme al día siguiente para confirmarlo. Así las cosas, me citaron ayer a las 16:45, y a eso de las 17 estaba ya en quirófano, me durmieron, y pasada como una hora me despertaron, todo fue bien, estuve algo más de una hora o así espabilándome, y patada en el culo, pa casa a descansar.

La verdad es que estoy admirado de lo bien y rápido que ha ido todo, he tratado con unos profesionales excelentes todos, celadores, enfermeras, médicos, administrativos, todos. Todos ellos hacen un trabajo magnífico a pesar de los recortes que sufren. Les estoy muy agradecido a todos.

La noche la he pasado bien, y ahora estoy tirado en la cama, reposando, y en un par de días a retomar el ritmo habitual, aunque con cuidadito. Hace un momento me ha llamado una enfermera que me trató ayer, interesándose, así que un poco más contento, porque además tenía alguna duda. Esta tarde iré al médico de cabecera a pedir la baja para este par de días, y listo, a pensar en otra cosa, que todo esto ha ido muy bien.

Nuevamente quiero transmitir todo mi respeto, agradecimiento y admiración a todos los profesionales de la sanidad.

También todo mi agradecimiento sobre todo a Sara, que ha estado todo el tiempo a mi lado, y a Carla, que ha venido a cuidarme. 🙂

PD. No enseño la cicatriz todavía, que está en un sitio un poco indecoroso 😉

Para el que quiera morbo, aquí dejo una foto de mi mano con el agujero de la vía.

Restos de una vía.

4 pensamientos en “Experiencias sanitarias

  1. Ponte weno pronto Gons!!

    Tengo amigos trabajando en sanidad y padre y madre y sé de primera mano los problemas que tiene que enfrentar sobre todo cuando el que ponen al cargo es un puesto político que es colega del amigo del que manda en la comunidad o diputación, tu me entiendes……

    Saludos

  2. Caramba Gons!

    Un poco tarde, por lo que pido disculpas… Sé que ya estás mejor, pero deseo que estés mejor aún todavía. Espero que nos podamos ver pronto 🙂

    Un abrazo,
    W

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *