DdB: De cuando casi me tiran y pretendían fuera culpa mía

Voy a empezar la serie Diarios de Bicicleta con la experiencia acontecida esta tarde cuando volvía de trabajar.
El título de la entrada ya dará una pista, así y todo voy a contar como sucedió, para desahogarme y para que alguien pueda juzgar si es posible que yo esté equivocado y en realidad fuera culpa mía.

Iba yo circulando por Ronda de Valencia a buena velocidad (calculo unos 25-30 km/h), llegando incluso a adelantar a un autobús urbano. Aproximándome a una intersección cuyo semáforo estaba en rojo veo que un coche por mi izquierda me empieza a rebasar y cuando está a mi altura me empieza a cerrar, hasta que me veo obligado a frenar de golpe para que no se me lleve por delante. Momento éste en que le grito algo así como ¿¡Pero tú estás loca!?” ya que, sorpresivamente, era una mujer, y digo esto porque me parece que es una actitud más propia de hombres que sienten el coche como una prolongación de su miembro viril, en fin, la tan ansiada igualdad.

Como decía, el semáforo estaba en rojo, así que aprovecho para colocarme a su lado y reprocharle que “¡Hija mía, ten cuidado que casi me tiras!”, textualmente, muy calmado y sin aspavientos. Pues bien, va y mi espeta “Es que vas por (medio de) la calzada”. A lo cual le respondo que por el carril bus no puedo ir; lo cual provoca que ella zanje la discusión con un “Bueno, bueno, no quiero discutir”. Y ahí me quedé yo, con mi cara de panoli, después de que esta mujer casi me atropelló, y no accidentalmente, ya que pude ver cómo ella me veía a su vez y aún así continuó con su maniobra de querer ponerse delante/encima mía.
Total, que según ella, la culpa era mía por estar circulando por mi carril, y no había nada que discutir, ella lo había hecho bien.

Pues bien, esos son los hechos, juzguen ustedes, yo hago, por mi parte, las siguientes matizaciones:

  1. Las ordenanzas de tráfico no me permiten circular por el carril Bus-Taxi donde sí se permite circular a motos y ciclomotores. No lo entiendo.
  2. Con todo, intento ir siempre por la mitad derecha del carril más a la derecha antes del carril bus.
  3. Yo no tengo porqué ir todo lo rápido que pueda, es una decisión personal para intentar “estorbar” menos a la circulación, quiero decir, me preocupo por no ser un obstáculo a la circulación.
  4. Me tomo muy en serio ser yo mismo visible, por lo que llevo tanto reflectantes como luces, y soy, si no grande, al menos alto, es decir, se me ve.
  5. Entiendo que todos nos podemos equivocar y, en ocasiones, calcular mal; afortunadamente, esta vez, lo vi a tiempo, pude frenar y no tenemos (tengo) nada que lamentar. Pero lo que no me parece de recibo es que no sólo no admita su culpa, sino que encima me culpe a mí y al quedar sin argumentos, me suelte que no quiere discutir. ¡Toma, ni yo! Pero sí quiero que se concience y otra vez vaya con “menos alegría”.

Pues eso, que me ha cabreado bastante la situación, y aquí me desahogo, ¿qué opináis?

Nota post-entrada: Me recuerdan que en Madrid, por Ordenanza Municipal, la bicicleta debe circular por el centro del carril.

Artículo 39 Bis.