Crónicas Niponas. Capítulo III: En Tokyo.

 Ueno, Asakusa y Akihabara

20111016 Día 3: Ueno, Asakusa y Akihabara, originalmente cargada por ZazaSVQ.

Esta mañana nos levantamos cuando nos hartamos de dormir, a eso de las 9; después de desayunar nos dirigimos hacia Ueno, donde hay un parque bastante grande con su lago con barquitas, el zoo y varios museos, entre ellos el Tokyo National Museum, donde entramos, y de donde es la foto. Por el parque también había varios templitos y santuarios.

De camino al metro nos encontramos con este cartel, que vimos en algún que otro sitio más, no sé si será distintivo de alguna empresa, mafia o qué 😛

P1160841

Ya en el parque de Ueno, nos encontramos con esta graciosa fuente.

Rana

Éste es uno de los templos que había dentro del parque, en este momento coincidió además que se acercó una mujer a rezar, es curioso, porque tienen como un cajón con una rejilla donde echan su donativo, y acto seguido hacen sonar una campana o especie de gong con la cuerda gorda que podéis ver en el medio.

Templo

También había un gran estanque repleto de carpas, como las que os muestro a continuación, que parecen ser un coro dirigido por la tortuga. 🙂

Dirigiendo el coro

En este estanque había también barquitas con las que pasear, y muchas de ellas con forma de pato, como ésta:

Barcapato

En este otro templo podéis ver la cara de un Buda que había sobrevivido al anterior templo que estuvo ahí, destruido ahora no recuerdo cómo.

Peticiones y Buda

Mola esta foto, ¿no?

¿Cáñamo?

De camino al museo nos cruzamos con estas elegantes chicas de oro. Y es que, una cosa que me llamó mucho la atención, es que el uso del kimono es mucho mayor de lo que yo podía imaginar.

Las chicas de oro

Dentro del museo pudimos hacer un rápido recorrido por la historia de Japón y ver una cantidad inmensa de piezas interesantes, como esta armadura de samurai.

Armadura

Estos tres que podéis ver aquí curiosamente son espejos, y lo peor es que la otra cara no parecía más apta que esta para reflejar una imagen :O

Espejos... WTF

Mirad qué riqueza en estas vestimentas:

Vestimentas

¿Qué os parecen estos budas? Impresionantes, ¿verdad?

Budas

Éste guardián infunde mucho respeto, ¿no creéis?

Guardián

Ahora, que para respeto el que se logra al sacar este sable 😀

Sable

Después de visitar el museo nos fuimos hacia Asakusa, zona bastante turística, hay varias calles repletas de tiendas y puestecillos, y presidiendo, un templo que atrae mucha gente, devotos y no, el templo tiene una pagoda bonita y unos jardines apañados.

Cerca de este barrio de Asakusa está la Tokyo Sky Tree, que si no recuerdo mal, debería abrir sus puertas en esta primavera, estando acabada desde el 29 de febrero, 634 metros, ahí es nada.

Sky Tree Tokyo

En Asakusa, como decíamos entonces hay un templo muy bonito y muy frecuentado por la gente, se apreciaba que era un punto muy turístico, ésta es la puerta por la que se entra a él, la Kaminarimon, o puerta de los Truenos:

Farol

Se pasa por una calle con multitud de tiendas a los lados, y se llega a esta nueva puerta que da paso al templo Sens?-ji.

Asakusa

Ya dentro vimos por vez primera, un símbolo budista que nos llamó poderosamente la atención, imaginaréis el porqué, imagino. Resulta que este símbolo para los budistas significa algo así como “bienestar”.

"Bienestar" creo que significaba este símbolo budista

Aquí estamos Sara y yo posando con la five-story pagoda (Pagoda de 5 pisos) del templo.

Con la pagoda

También en esta zona se podían ver muchos rickshaw como el de la foto, al parecer hacían un recorrido turístico, como los coches de caballos en Sevilla, pero sin caballos. 😛

P1170046

Después dimos una vuelta buscando un sitio para cenar y acertamos de pleno; un sitio con su “yaki” (plancha) en la mesa, donde nos habríamos debido cocinar dos platos de Manyayaki, una especie de pasta que se forma con arroz, huevo, verduras, tocinillo… Y otro de carne, estaba todo delicioso, y encima baratísimo…

Pues eso, que nos pusimos bien a base de comer riquísimo monjayaki, como prueba esta foto de Marta:

Comiendo monyayaki, ¡ríquisimo!

De vuelta hacia el albergue nos dimos cuenta de las marcas que hay en el suelo de las estaciones de metro indicando dónde se debe poner la gente para esperar para entrar a los vagones y así dejar sitio para salir, cosa que se respeta bastante.

P1170127

A continuación, nos dirigimos hacia Akihabara, la Meca de la electrónica, donde ya habíamos estado, pero no de noche, y llaman la atención los luminosos, pero parece que desde el terremoto están ahorrando y no están tan iluminados.

Pues eso, que al parecer Akihabara estaba bastante menos iluminado de la cuenta, ¡cualquiera lo diría! La verdad es que sin conocerlo de antes no puedo opinar 🙂

P1170130

Otra cosa que llama mucho la atención es la cantidad de videojuegos peculiares que se ven, el de la foto, por ejemplo representaba como una comida de trabajo donde el nota se va mosqueando y va golpeando la mesa (acumulando fuerza) para cuando se harta del todo vuelca la mesa en un arrebato y por ello le deben dar puntos, en fin, nuevamente no sé si pillamos bien la mecánica de la historia 🙂

P1170135

Esta zona pilla cerca del albergue, así que nos vamos andando, y de camino hemos parado en un bar a tomar una cerveza, y estamos gastando lo ahorrado en la cena 🙁 madre mía, 500 yenes por sentarnos y 600 cada cerveza, (cada uno) cuando toda la cena nos costó 3200 yenes!!!

Bueno, lo dejo aquí, que no estoy haciendo caso a mis compañeras de viaje y me van a acabar mandando por ahí!

Hasta mañana!

Pues eso, que nos costaron como 11 euros cada cerveza, una ruina, vamos 😀 Bueno, espero que pase menos tiempo para la crónica del siguiente día, permanezcan atentos. 😀

Y aquí todas las fotos del día:

Y éste el mapa del día:

[cetsEmbedGmap src=http://maps.google.com/maps/ms?msid=216121422597250850978.0004b9a223a7f49c81afa&msa=0 width=640 height=425 marginwidth=0 marginheight=0 frameborder=0 scrolling=no]

Capítulo I

Capítulo II

Un pensamiento en “Crónicas Niponas. Capítulo III: En Tokyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.