Cata de Hamburguesas

Anoche estuvimos en casa de Esther y Ricardo junto a Carla y Javi para asistir a una degustación de hamburguesas (una excusa tan válida como cualquier otra para poder juntarnos un rato) Oye, y qué magnífica velada, una vez más, muchísimas gracias a los anfitriones.

Para empezar nos recibieron con unos entrantes que consistieron en dos ensaladas distintas y cuatro quesos muy ricos.

Entrantes

A continuación vino la primera media hamburguesa (no era plan de llenarse a lo loco sino más bien probarlas todas), la probamos, muy rica; el sabor a mí me resultó familiar, pero no supe decir qué era; Javi sí acertó, era carne de cebra, vamos, que no sé de qué me resultó familiar.

Cata de hamburguesas: Cebra

La segunda carne sí me pareció totalmente nueva, seguro que no había probado nada parecido en la vida, también era muy sabrosa, pero claramente distinta a la cebra, tanto a Sara como a mí nos gustó más la cebra que el camello.

Cata de hamburguesas: Camello

Para acompañar la carne Ricardo nos regó con un magnífico Caliza del Marqués de Griñón, un señor vino.

Cata de hamburguesas: Marqués de Griñón, Caliza

Ahora llegaría la segunda tanda, de ésta, la primera hamburguesa sí me resultó algo más común, por supuesto riquísima, pero sí me pareció más conocida, a fin de cuentas, un bisonte no es más que una vaca muy grande, ¿o no? :p

Cata de hamburguesa: bisonte

Y por último,  la que coincidimos en valorar como la más sabrosa, la carne de gacela. Sinceramente, nunca me imaginé que probaría carne de estos animales, y mira que sí he probado antes carne de canguro y de avestruz, que también me parecen un rato exóticos

Cata de hamburguesa: Gacela

Después del postre, un rico yogur al estilo griego con miel, tomamos una copita para ayudar a digerir, una magnífica ginebra Hendricks. ¡Qué bien nos cuidan!

Cata de hamburguesas: Hendricks para digerir

Entre unas cosas y otras, acabamos pasadas las dos de la mañana, teniendo ellos que madrugar, menuda paliza. Lo dicho, una velada magnífica.

7 pensamientos en “Cata de Hamburguesas

  1. Te juro por Raticulín que no sé en qué momento de la noche te dio tiempo a hacer todas esas fotos. Y que bonicas y que fino parece todo, como si en realidad hubiera estado todo en su sitio y no se me hubiera caído media botella de vino al suelo en estado de semiebriedad, ni nada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.