20111021 Día 8: Nara



20111021 Día 8: Nara, originalmente cargada por ZazaSVQ.

Buenas.
Esta mañana nos levantamos temprano para poder coger pronto el tren hacia Nara, la que fuera la primera capital de Japón.
Allí que llegamos, y nos echamos a andar hacia la parte oriental, que es la que aglutina los monumentos, empezamos visitando el Templo Kofukuji, con sus pagodas de 3 y 5 pisos y poco más ya que está cerrado por unos años por labores de restauración, como alguno de ayer.
Así que tras atravesar la imponente puerta Nandaimom, entramos a visitar el templo Todaiji, donde está el Daibutsuden, dentro del cual está el gigantesco Buda de la foto, de veintipico metros.
A continuación subimos a ver el Nigatsu-do, con unas bonitas vistas de la ciudad y otros bonitos andamios; al lado estaba el Hokke-Do, completamente cerrado por obras; bajamos porque nos habíamos dejado por ver el Shoro, un campanario bonito.
Continuamos la visita atravesando el bosque Kasugayama hasta llegar al Santuario de Kasuga Taisha, templo sintoísta.
De ahí bajamos hacia el barrio de Naramachi, cerca del cual comimos de menú, y muy bien. Después de comer nos acercamos a visitar una machiya (casa típica) que está abierta al público.
A continuación nos dirigimos a tomar un tren para visitar el templo de Horyuji, que está a unos cuantos kilómetros, y es la construcción de madera más antigua del mundo, dicen. Llegamos con el tiempo justo y no nos dio tiempo a verlo entero, pero es muy bonito, y sobre todo no estaba masificado.
Luego volvimos a Nara a dar otro paseo, y ya vamos de vuelta hacia Kyoto.
Es impresionante la cantidad de turismo interior que hacen los japoneses, ¡Y nos creíamos que estaban todos en España! Pero sobre todo, destaco la cantidad de escolares que encontramos en nuestras visitas; decenas de los cuales nos han pedido firmarles con nuestra procedencia en una ficha que iban rellenando, y hemos comprendido lo que siente un famoso atosigado por sus admiradores, ¡Madre qué pesadilla!
Bueno, cuando lleguemos a Kyoto buscaremos un sitio para cenar y cuando llegue al albergue mandaré el email, hasta mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *