Encasamiento

Querida gente mía y todos los demás,

¡¡¡me he encasado!!! Sí, éste era otro de los motivos de que estuviera tan liado últimamente, y lo que me queda… Ha sido una ardua búsqueda de piso, donde hemos pasado todo tipo de experiencias, y finalmente, encontramos un piso maravilloso, que lo será aún más cuando lo hagamos del todo nuestro. Sara y yo decidimos hace tiempo irnos a vivir juntos, es decir, encasarnos, y cuando la situación lo ha permitido nos hemos puesto a ello. Finalmente el lunes pasado, firmamos el contrato y nos entregaron las llaves. El martes nos pusimos a relimpiar todo el piso. Y el jueves por fin nos quedamos a dormir en el piso, justamente, en el suelo, con un colchón tirado.

Bueno, poco a poco, y con mucha ilusión le vamos dando forma, y cada vez tiene más de nuestro.

En fin, aquí lo tenéis, son las dos ventanas de abajo, con la cocina enmedio:

casa

Bueno, voy a seguir con la mudanza, ains, qué ganas de terminar!!! Un abrazo y buena semana! 🙂

10 pensamientos en “Encasamiento

  1. ¡Madre mía! Aconsejaban los clásicos tener cuidado al escribir cansar en vez de casar. Pues esto lo mismo. No me podía creer que te hubieras casado así sin avisar. Madre mía.

    ¡Enhorabuena por el encasamiento!:)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *