[Paseíto por Chile] Día 13. Vuelta a y por Punta Arenas

Después de dejar el hotel emprendimos el camino de vuelta hacia Punta Arenas “disfrutando” de una copiosa nevada, os podéis imaginar que 230 km nevando no se hacen muy agradables, es por ello que no hay fotos. No era una nevada de “¡Oh, qué bonitos pedazos de cielo que nos honran con su presencia!” sino más bien rollo “¿Este puto infierno blanco nos permitirá llegar en las cerca de 20 horas que quedan para que salga el vuelo?”

Bueno, como buen andaluz he exagerado un poco, realmente en ese plan sólo fue algo más de la mitad del trayecto, pero lo suficiente para requerir toda nuestra atención, y que realmente eran malas condiciones para hacer fotos, y para pararse a echarlas.

Cuando por fin llegamos a Punta Arenas, tomamos posesión de la habitación de hotel y salimos a pasear y almorzar, tiene cosas bonitas esta ciudad, y es muy conocido su cementerio, que, aunque dimos una vuelta por él, a mí siguen sin llamarme mucho estas cosas como atracciones turísticas. Si disfruté más del cotidiano paseo y gastronomía. Porque eso sí, nos dimos un homenaje cenando en un buen restaurante, como veréis ¡la vajilla era de las buenas! :p

Cena en Punta Arenas

El mapa del día: